La ciudad en invierno, Nuevo Talento Fnac

Patricia Corral
ClubCultura.com

La onubense ha sido elegida Nuevo Talento Fnac de Literatura con ”La Ciudad en Invierno”.

En la era de las nuevas tecnologías, la digitalización y el avance irreversible de mp3, mp4 y demás componentes de la tan aclamada tecnología portátil, cuanto menos sorprende que una joven que no llega a los treinta años apueste por la literatura como medio de expresión y de vida.

Ella es Elvira Navarro, natural de Huelva y residente en Madrid “gracias a una beca de creación del Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Residencia de Estudiantes”. Ella es el último Nuevo Talento Fnac de Literatura que prefiere la música o el cine al teatro “porque forman parte de mi educación sentimental”. Su libro es ‘La Ciudad en Invierno’, la compleja historia de Clara, una niña en busca de sí misma.

¿Cómo decidió arriesgarse en la literatura? ¿No le dio miedo lanzarse al panorama cultural del momento?
No se elige lo que es una necesidad, así que no hubo decisión. Mi miedo es no encontrar la forma adecuada de expresar lo que quiero a través de la escritura. Después de ese miedo está el de si merece la pena decir lo que se dice, esto es, si tiene utilidad y para qué. La literatura ofrece una cosmovisión y, en ese sentido, puede iluminarnos un poco  o volvernos más ciegos. El panorama cultural es algo ajeno a la creación, que depende en gran medida de los intereses del mercado, y que en cualquier caso no está ni mejor ni peor que otros muchos sectores.

Entonces, ¿siempre quiso escribir?
Cuando era pequeña escribía de la misma manera que jugaba, leía, correteaba por la calle o veía la tele. Formaba parte de la diversión, así que no es que quisiera escribir, es que escribía. Y no he dejado de hacerlo.

Y ¿cómo fue el camino hasta llegar a Caballo de Troya?
En cuanto al camino para llegar a Caballo de Troya, lo difícil, al menos en mi caso, no ha sido publicar, sino escribir algo que mereciera la pena ser publicado. Me llevó mucho tiempo escribir ‘La ciudad en invierno’, que en manuscrito eran 70 páginas con letra Times New Roman y con doble espacio. Yo no pensaba llevar el libro a ningún sitio, pues creía que las editoriales no publicaban libros tan cortos a no ser que uno fuera una vaca sagrada, pero Mercedes Cebrián me dijo que a Constantino Bértolo podía gustarle lo que yo hacía, así que me animé y llevé el libro a Caballo de Troya. Constantino Bértolo me llamó enseguida con la buena nueva.

¿Por qué ‘La ciudad en invierno’?
Porque la protagonista del libro, Clara, camina por la ciudad persiguiendo algo que no puede separarse del color de la ciudad en invierno, cuando cae el sol. Es un color extraño e inquietante, muy bello y muy propio de las ciudades de la costa mediterránea.

Ha escrito una novela corta con un personaje principal, Clara. ¿Quién es Clara?
No sé si puede calificarse exactamente como novela. Son cuatro historias protagonizadas por un mismo personaje, que pueden leerse por separado, y que juntas adquieren una dimensión distinta y unitaria. A mí me parece que el libro está a caballo entre la novela y el cuento. Clara es un personaje que surge a la par que un territorio, que estaba en mí y que necesitaba y aún necesito explorar.

Esas cuatro historias recrean un universo complicado, ¿cree que el público lo va a entender?
El libro no tiene un mensaje unilateral que yo haya pretendido expresar a toda costa, sino una variedad de significaciones unidas entre sí por una negativa. Se niega un orden de cosas y se busca… ¿qué? Yo tampoco sé exactamente que quiere la protagonista. Y por supuesto no sé que es lo que va a entender la gente, ni si la cuestión radica en entender.

¿Qué ciudad elegiría para vivir?
Una ciudad con mar, en el levante o en el sur. El mar, que es horizonte y territorio de nadie, remite, al menos para mí, a la libertad entendida como posibilidad de ser. Y eso da alegría.

Y entre invierno y verano, ¿con cuál se queda?
Prefiero el verano, que es la estación de las vacaciones largas, en las que se suspende la enajenación cotidiana y precaria del trabajo. Además en verano el cuerpo se libera de tanta ropa y las ventanas se abren.

¿Qué libro lee actualmente?
`¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?’, de Raymond Carver.

¿Y qué cd suena en su equipo de música?
Se llama ‘32 bis rue des Lyonnais’, y que no puede encontrarse en tiendas porque es una mezcla casera de un amigo. Tiene un poco de jazz, un poco de música brasileña, un poco de flamenquito, un poco de funk y un poco de salsa.

¿Trabaja ya en algo nuevo?
Estoy trabajando desde hace tiempo en una novela.

¿Cuál es el libro que le gustaría escribir en un futuro?
Yo prefiero hablar del presente, pues no puedo saber que es lo que querré en un tiempo que no existe. En el presente, no sólo me gustaría, sino que creo que lo que escribo merece escribirse. Sin esa fe no podría hacerlo.

Anuncios