La trabajadora en Escritoras.com

Elisa sobrevive a duras penas corrigiendo estilo para editoriales, a pesar de su tesón y profesionalidad el sistema editorial de subcontrataciones no ayuda nada a tener unos ingresos estables, así que recurre a compartir su pequeño piso y así Susana entra en escena a alterar la vida de la protagonista. Si Elisa vive buscando la estabilidad, Susana se maneja con soltura por la libertad y falta de previsión, y es quizás esta característica la que más perturbará a la trabajadora.

Pero las narraciones de Elvira Navarro no se basan en las relaciones entre personajes, ni entre los personajes y su entorno. Como en sus anteriores novelas, los conflictos están siempre encerrados en la mente de los protagonistas; los miedos a la soledad, entendiendo soledad como quedarse a solas con uno mismo, los miedos a la falta de control, por lo tanto seguridad, y también, de una manera más concreta, el miedo a las grandes ciudades, al monstruo ciudad, con todos sus elementos.

La ciudad está más que presente en esta novela, la ciudad es Madrid una vez más, en la que aparece representada y, como en un juego de cajas chinas, meta representada. Elisa recorre la ciudad que le fascina y atemoriza, crea el mapa mental en sus paseos, y Susana crea mapas reales en papel; Susana domina la ciudad al recrearla y Elisa es dominada por la ciudad al caminarla.

Elvira Navarro es una de las escritoras actuales que más definido tiene su estilo literario; parece experimentar con los límites de la novela, pero en realidad, o eso aparenta, su narrativa es fluida y natural. Es una novela de extensión corta, y eso, y la manera en la que su escritura corre por la páginas, la convierten en una obra de fácil y rápida lectura, pero no por eso ligera. Si alguien quiere leer a dónde está yendo la novela hoy en día, esta es la obra que puede abrirle la puerta. Muy recomendable.

Link:http://escritoras.com/resenas/resena-de-la-trabajadora-novela-de-elvira-navarro/

Anuncios